7 cosas que me hubiese gustado saber antes de hacer la tesis

        Parece como si hubiese sido ayer cuando defendí la dolorosa, esa que me quitaba el sueño.  Si, la que no debe ser nombrada; la tesis Ese particular proceso en el que quieres llorar y tirar la toalla, pero que una vez la defiendes sientes una sensación de alivio increíble.  Algo casi poético, como si alcanzaras la cumbre de lo que augura ser el inicio de nuevas oportunidades.  De hecho, a través de la travesía me di cuenta de que me hubiese gustado saber ciertas cosas de ante mano.  Así que para que no te pase como a mí, aquí te dejo unas cuantas enseñanzas de mi proceso de escribir la tesis.

  1. Keep it simple, así al buscar información sobre tu tema te permitirá tener una idea de hacia donde dirigirte. Puedes hacer un bosquejo preliminar de subtemas que te ayuden a tener una idea de los detalles importantes bajo un mismo tema y de ahí escoger en que enfocarte.
  2. Conoce tu estilo de trabajo, muchas veces podemos reconocer nuestro estilo con cosas simples como si prefieres levantarte temprano o acostarte tarde. También puedes pensar en si trabajas mejor en bloque por varias horas o si es mejor para ti establecer un límite de horas de trabajo.
  3. Haz anotaciones a medida que vayas buscando información. Cada vez que escribas puedes anotar en una libreta aparte donde te quedaste, ideas nuevas o temas pendientes. De esta forma no vas a perder la línea de pensamiento en la que estabas trabajando.
  4. Establece metas pequeñas para dividir el trabajo en pasos. Incluso a estas metas puedes establecerle deadlines que te motiven a cumplir con la meta establecida. Siempre tomando en consideración enfocarte en una meta a la vez.
  5. Crea ambientes para hacer de la experiencia lo más llevadera posible.Puedes pensar en cosas que puedas ubicar en tu área de trabajo como: ciertos olores que te hagan sentir en tranquilidad, si prefieres música, tener un snack en particular o quizás un outfit cómodo. Por más sencillo que parezcan estos detalles, pueden hacer una gran diferencia a la hora de escribir.
  6. Saca tiempo para ti, como parte del proceso también es necesario recargar baterías. Luego de pasar tantas horas escribiendo y buscando información sobre el mismo tema uno puede sentirse saturado/a de información. Por ende, ese es el momento para tomar un descanso así sea 1 día, 1 hora o media hora.
  7. Prémiate, al alcanzar una meta. A medida que avances en esa lista de metas pequeñas prémiate con cosas que te motiven, como ver una película, comprar una comida favorita o salir con amistades. De esta forma estarás reforzando tu motivación.

        Espero que algunas de estas sean de ayuda para ti, ya que el proceso de tesis es un desafío grande. Si ya tú has pasado por ese proceso, entonces busca ayudar a alguien que esté comenzando. Muchas veces el apoyo de alguien que pasó por la experiencia es de mucha ayuda.  Pero si estas comenzando en este proceso recuerda conectar con quienes te apoyen, desahógate, grita, llora que hasta los mejores guerreros necesitan su día de descanso.