Historia del Espiritismo en Puerto Rico

El espiritismo fue introducido en Puerto Rico durante a la segunda mitad del siglo XIX, la isla era una colonia Española en que la religión oficial era el Catolicismo y el ambiente político era la represión de los derechos civiles. En este momento histórico muchos ciudadanos de clase media tuvieron la oportunidad de ir a estudiar a Europa y es allí donde fueron influenciados por los libros de Allan Kardec. A este, se le considera el padre del espiritismo debido a que trabajo con la recopilación del espiritista en una serie de libros. Este grupo de estudiosos se familiarizaron e instruyeron con dichos libros, lo que los hizo propagarlo en la isla a sus regresos. Al comienzo, los grupos espiritistas se tenían que reunir en secreto ya que eran perseguidos y arrestados por el gobierno español al pensar que estaban afiliados a grupos revolucionarios. En los periódicos del país se hacían reseñas en que describían el espiritismo como “un cáncer social abominable; y era el causante de enfermedades mentales”.

 A pesar de la represión, el movimiento creció rápidamente y varios centros espiritistas fueron organizados en diferentes partes de Puerto Rico. Durante las últimas décadas del siglo XIX promovieron reformas en las áreas de la educación, la salud y la política. Especialmente se dedicaron a crear bibliotecas y periódicos con la finalidad de que las personas conocieran el espiritismo, ya que lo consideraban esencial en el crecimiento intelectual y moral de la sociedad. En el 1903 fundaron la Federación de Espiritistas de Puerto Rico el cual se dedico a promulgar el espiritismo y promover la cohesión de los centros espiritistas. La crisis de la Federación se debió al desacuerdo entre sus líderes en relación a la concepción del espiritismo como ciencia o como religión.  Cabe destacar que el espiritismo se inició como un movimiento de la case media intelectual, la cual se interesaban por la filosofía orientada en el desarrollo social y moral del individuo. Por otro lado, otros grupos generalmente de la clase pobre se quisieron enfocar en como el espiritismo tocaba temas pertinentes a sus vidas, tales como el valor del sufrir con resignación. Se respaldaban con lo que planteo Kardec de que en la vida hay pruebas en que la persona tiene que pasar con resignación para lograr la perfección moral. Este planteamiento era muy atractivo para un gran grupo de ciudadanos que estaban buscan un significado al régimen opresivo de España.

Otro elemento que influencio en la aceptación del espiritismo en la clase pobre fue su orientación cristiana. Kardec menciono en su libro, El Evangelio Según el Espiritismo, que esta doctrina no es una religión, lo que significa que las personas no tenían que dejar de ser Católicos para convertirse en espiritistas. El hecho de que la Iglesia Católica mencionara y aceptara que es posible comunicarse con ángeles guardianes y santos facilito la legitimación de esta práctica. El ultimo aspecto que ayudo a popularizarlo, fue su énfasis en la realidad del mundo espiritual y en la necesidad de sacrificar el placer para mantenerse enfocados en la meta espiritual. Todos estos factores ayudan a puntualizar porque la clase no privilegiada comenzaron a practicarlo para resolver sus problemas de salud. Cabe mencionar, que este grupo de puertorriqueños no practicaban el espiritismo propuesto por Kardec en sus libros, sino que sincretizaron el espiritismo con ideas del catolicismo, el curanderismo, la medicina de plantas y otras practicas de sanación. El producto de la sumatoria de estas distintas disciplinas es lo que se llama espiritismo folclórico.

Tagged: