El poder del café

Hoy me he sentado con gran calma y he decidido comenzar a escribir motivada por la tranquilidad que concibo al sentarme con mi taza de café. Reflexionando de mis miedos, mi carrera, mis verdades, de los retos y de las cosas que me restan por hacer. Me siento agradecida porque este momento me hace recordar aquellos días que mi bisabuela para tomarse el café usaba lo que era un envase de mantequilla. Con esto comprendí que el desayuno implica compartir en la mesa, siempre con una taza de café. Y que no importa el momento que estemos viviendo, el café nos une.

Actualmente, existe un movimiento en la isla que ha ayudado a impulsar el comercio local del café, conocido como el momento del brunch. La gente se ha interesado por compartir este momento con amigos o familiares ya que trae consigo memorias, conversaciones y temas profundos, muchas veces desahogos, risas y sobre todo muchos planes. Fíjense en algo, el poder de un café radica más allá de una moda, de tomar fotos o del diseño en el café con leche. Al final, resulta en planes de viaje, proyectos de vida o simplemente se trata de un espacio emocional que provee reencontrarse con otros que te inspiran a encontrarte contigo mismo.

Definitivamente, existe una demanda que ha proliferado el establecimiento de coffee shops. La mayoría de estos comercios tal vez buscan ofrecer un producto de alta calidad o brindar una experiencia única, pero de lo que se trata es del espacio. Muchos clientes tendrán el interés de conocer la esencia del grano que ofrecen o introducirse en el arte del barismo. Pero, el interés de tener un espacio de pausa que te permitar leer un buen libro, trabajar, estudiar o compartir ideas se hace más placentero con un buen café. Al fin y al cabo, disfrutar lo más simple y sencillo es lo más grande que podemos hacer.

Ahora entiendo, que el poder del café no solo se trata de que nos mantenga despiertos o que sea un simple acompañante.  Es una conexión que te une con tu cultura, con tu familia y con tu psiquis; que no es otra cosa que tu alma.

Hoy te recomiendo que lo intentes, aunque sea en casa, proporciónate de este espacio de reflexión. Y si quieres explorar un lugar, pero no te decides, aquí te comparto este proyecto. Libros al grano provee un mapa de coffee shops en diferentes puntos de la isla, bajo el lema “Donde hay un buen café, debe haber un buen libro”.  Para acceder oprime AQUÍ.