Creer y Pensar

El ensayo de Ortega y Gasset titulada Creer y Pensar, es una lectura que nos habla sobre lo que son las ideas y las creencias. Al principio del ensayo dice “las ideas se tienen; en las creencias se están”. Ortega y Gasset nos quiere decir que existe una gran diferencia entre creer y pensar, que muy pocos pueden realmente comprender. Nosotros vivimos con las creencias, y son lo que constituyen el continente de nuestra vida. Éstas, no son ideas que tenemos, sino, son ideas que nosotros somos como seres humanos. Las ideas, pueden ser relativas. Nosotros tenemos la libertad de poder discutirlas, cuestionarlas y hasta defenderlas. Lo que no podemos hacer es vivir de ellas, como con las creencias.

Este ensayo, trata de recordarnos que las creencias del hombre actual son una de las más importantes y su creencia en la razón y en la inteligencia. Es indiscutible que lo esencial de esa creencia permanezca, es decir, que el hombre continúa contando con la eficiencia de su intelecto como una de las realidades que hay, que integran su vida. Según el filósofo, aquellas estructuras mentales explicativas en las que pensamos. En tanto que somos conscientes de ellas son ideas y no creencias, por tanto la distancia entre el sujeto y sus ideas es un hecho radical. Somos portadores de ideas. Aunque las creencias pueden ser problematizadas en pocas ocasiones y esto solo por contadas personas, no podemos dejar de creer en ellas, a diferencia de las ideas. Ortega, pone el ejemplo de un hombre que sale a la calle, si analizamos esa decisión tan sencilla, parte de un supuesto, de una creencia. La existencia de la calle como realidad extra mental, estática y objetiva. Si salimos a la calle y no hay calle ¿qué pasaría? Sufriríamos un asombro, es un asombro que rara vez sentimos ante el fallo de nuestras ideas, ya que las creencias, al contrario que las ideas, son superiores en nuestro pensamiento.

Debemos respetar las creencias de las personas y si es posible también adoptarlas. Las ideas son importantes, pero no debemos vivir en ellas y no realizarlas. Debemos ponerlas en acción. Hay que accionar en él y cumplirlas. Las ideas pueden traer muchos logros y cambios al futuro. Por ejemplo: el teléfono, todo comenzó como una idea y dio un cambio a nuestro presente. Las ideas también pueden fundar el futuro.Vivir con creencias es cómodo, pero no en las ideas. Porque es una lucha constante, una cuestión de lo que se piensa y es. Cuando la lucha finaliza y se encuentra en  tranquilidad, entonces ya puede pasar al reino de las creencias. Pero las creencias no son una conquista definitiva. Empiezan a peligrarse en el momento en que el pensamiento las cuestiona. Las ideas no son seguras y siempre son cuestionables.

 

 

Ortega y Gasset (1940) "Creer y Pensar" Retrive on august 25, from https://www.ensayistas.org/antologia/XXE/ortega/ortega5.htm