Her Campus Logo Her Campus Logo
Unsplash
News

El Gran Debate

En la noche del jueves, 17 de septiembre, los seis candidatos para la Gobernación de Puerto Rico se enfrentaron en el Gran Debate para discutir los problemas más urgentes del país. Dentro de la discusión de corrupción, estatus, economía, educación y derechos civiles, los aspirantes presentaron sus propuestas y las medidas que implementarán de ser electos en las próximas elecciones del 3 de noviembre. El debate, cual duró un aproximado de tres horas, tuvo puntos esenciales que generaron temas de discusión al igual que momentos de lentitud. Pese a esto, el debate cumplió la función de fundamentar los principios de cada candidato para así asistir a la decisión final del elector. En este artículo, discutiremos algunos momentos claves del evento.

 

Juan Dalmau ofrece un mensaje a la comunidad sorda.

Inequívocamente uno de los momentos más virales de la noche, el candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Juan Dalmau ofreció un mensaje en lenguaje de señas. El candidato independentista se dirigió a este sector diciendo, “Hola, soy Juan Dalmau. ¿Quieres un gobierno que respeta a los sordos? Vota por mí”. Muchos de los que sintonizaron el debate tomaron las redes a favor de la acción del candidato, algunos reiterando la importancia de la enseñanza del lenguaje de señas.

 

Cesar Vázquez se expresa ante los feminicidios en Puerto Rico y sobre los derechos de la comunidad LGBTTQ.

En Puerto Rico, una mujer es asesinada cada siete días; dentro de estas, se incluye un gran número de mujeres de la comunidad trans, acto también reconocido como un crimen de odio. El tema se trajo a la atención del Dr. Cesar Vázquez, candidato del Proyecto Dignidad. Conocido por su postura conservadora, Vázquez opinó que “la violencia de género es una ideología” y que, por ende, no debe cobrar más importancia que los asesinatos de hombres u otras comunidades, citando un principio de equidad. En cuanto a la comunidad LGBTTQ, Vázquez estableció que el género es solo una ideología y que el mérito de una persona debe basarse en el aspecto biológico.

A partir de su respuesta, tanto Lúgaro como Dalmau refutaron a Vázquez, citando la necesidad de un currículo educativo con perspectiva de género y exponiendo el estado actual de la violencia doméstica en la Isla. Por su parte, Lúgaro expresó que la capacidad de una persona no es medida por sus genitales y que la comunidad LGBTTQ debe ser tanto protegida como incluida dentro de la conversación educativa. Vea el intercambio completo, aquí.  

 

Pedro Pierluisi reafirma su compromiso con la estadidad.

A lo largo del debate, el candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP) reafirmó su compromiso con la estadidad, utilizándolo como base para la mayoría de sus propuestas. Además de promover a los electores a contestar sí al plebiscito, el candidato afirmó que la unión permanente con Estados Unidos mejoraría significativamente la economía y que garantizaría igualdad en todo aspecto político, económico y social.  

Sin embargo, esta perspectiva no fue compartida con el candidato independiente, Eliezer Molina. El mismo opinó que la importancia de estabilizar la economía va más allá de definir el estatus de Puerto Rico con la urgencia presentada por Pierluisi. Este último respondió que, junto a su compañera de papeleta Jenniffer González, obtendría el apoyo de los republicanos y demócratas para anexar a Puerto Rico con los Estados Unidos.

 

Charlie Delgado responde a los reclamos de los candidatos.

Previo a su candidatura para la gobernación, el aspirante del Partido Popular Democrático (PPD) fue alcalde del municipio de Isabela por cinco términos. Dado a esto, Delgado fue el foque de escrutinio entre los candidatos. Entre reclamaciones de corrupción y mala obra en su municipio al igual que la ineficiencia de su superávit por parte de Pedro Pierluisi, Delgado respondió señalando el vínculo entre el candidato novoprogresista y la Junta de Supervisión Fiscal.

Por otro lado, ambos candidatos intercambiaron acusaciones del origen de la deuda pública del país, la cual excede los 6 billones de dólares. Mientras que el candidato popular ubica la deuda en el gobierno de Luis Fortuño, Pierluisi contestó que la deuda tuvo su génesis en el 2000, año en que el Partido Popular Democrático estaba en la gobernación. A esto, Delgado se reenfocó al gobierno actual del PNP y citó que la deuda debe auditarse de una vez y por todas.

 

Un llamado para acabar con el bipartidismo.

Durante el debate, hubo cierta harmonía entre los candidatos de partidas y posturas no-tradicionales en el tema de romper con el bipartidismo. Tanto Lúgaro, Dalmau y Molina señalaron las acciones del PNP y el PPD, particularmente la corrupción rampante en años y semanas recientes. En el tema de la Junta de Supervisión Fiscal, los candidatos reafirmaban el puesto de Pierluisi como abogado de la Junta y criticaron a su partido por contratar a Julia Keleher, quien ahora enfrenta cargos a nivel federal por corrupción dentro del Departamento de Educación. A raíz de esto, Charlie Delgado no quedó exento de la culpa debido a que Lúgaro planteó que, a pesar de que su partido no nombró a la señalada exsecretaria, de un modo “la adoptó”. Inclusive, se le cuestionó a Pedro Pierluisi sobre su historial como parte del gobierno de Luis Fortuño, cuyo cuatrienio fue definido por el despido de miles de empleados públicos. Eliezer Molina enfrentó al candidato novoprogresista preguntándole si su ex esposa se involucró en un caso de corrupción, lo cual fue negado por Pierluisi. En cuanto a la opinión de Dalmau acerca de los gobiernos pasados, reiteró su plan anticorrupción y destacó que, “Aquí el que menos puja, puja un coco o una pava...ambos partidos han asaltado el presupuesto del país.”

Her Campus Placeholder Avatar

UPR '20

Similar Reads👯‍♀️